martes, 4 de enero de 2011

10 estrategias para evitar la resaca




Y empezó la temporada de playa, de fines de semana más locos, de más alcohol. La revista Time elaboró una muy oportuna lista de 10 estrategias para atajar la resaca. ¿Les funciona alguna de estas?

Toma mucha agua

Si incluyes el agua en tu juerga, al día siguiente no tendrás resaca. ¿Cómo? Alternando un vaso de agua por cada vaso de alcohol. Pero si no lo hiciste y ahora estás sintiendo las consecuencias de haber tomado mucho –estómago irritado y dolor de cabeza-, todavía el agua puede ser tu solución.

La resaca se produce por la deshidratación. Entonces, mientras más agua tomes, mejor. Tomar  mucha agua al día siguiente te va a ayudar, pero esta estrategia funciona mejor de manera preventiva. Entonces, si no se te apetece tomar agua mientras tomas alcohol, bebe agua antes de quedarte dormido.

La enfermedad es la cura

La idea es usar la misma fuente que te causó la resaca para curarla. Es decir, cortarla con más alcohol. Una lata de cerveza o un Bloody Mary (tan clásico en Estados Unidos) podrían ser la solución a tu estado vampírico.

Gatorade

No tienes que haber corrido una maratón para confiar en la buena bebida rehidratante. Y, vamos, sé honesto, te sientes peor que si hubieras corrido una maratón. Los electrolitos de estas bebidas de colores te harán sentir muy bien, pero también hay otra que tiene el mismo efecto y es 100% natural: el agua de coco.

Comida grasosa

No es poco común que a la gente se le antoje comida grasosa después de tomar. Aunque los científicos y estudiosos del tema no hayan comprobado su efectividad, parece que los carbohidratos y las grasas inmediatamente después de tomar –el obligado paso por el sanguchón- o al día siguiente ofrecen alguna clase de alivio, sino no sería tan popular en tantas culturas.

Sal a correr

Al día siguiente, hacer ejercicio puede ayudar. Una buena sesión deportiva te hará producir endorfinas que, combinadas con un poco de aire fresco, te pondrán de buen humor y así botarás las toxinas del día anterior.

Aspirina que te quiero

Si tus resacas involucran solo dolores de cabeza, entonces aquí tienes una solución. Toma un par de pastillas que curen el dolor decabeza lo antes posible. Pero si el paquete de la resaca viene completo (irritabildiad estomacal, náuseas, mareos, fatiga), es mejor no toamr ningún tipo de medicamentos.

Toma tus vitaminas


Porque el acohol es diurético, pierdes muchas vitaminas y nutrientes durante una noche de copas. Las más importantes: vitamina B y C. Algunas personas que usan complejos de vitamina B, aseguran que es efectivo contra la resaca. Una estrategia antiresaca puede incluir suplementos vitamínicos efervescentes. No hay estudios que comprueben su efectividad, pero un coctel extra de vitaminas no te hará daño. Los que usan vitaminas para combatir la resaca dicen que lo mejor es tomarlas antes de la juerga y en la mañana siguiente, acompañado de comida.

Café

Algunas persoans encuentran que el café los levanta y hasta les alivia el dolor de cabeza a la mañana siguiente. Sin embargo, a otras puede hasta producirles el dolor de cabeza. Aparte, esta bebida es diurética, y lo último que quieres es deshidratarte más.

Autocompasión

Te duele la cabeza, tienes acidez estomacal y te sientes como un tonto por todo el alcohol de la noche anterior y las cosas que hiciste. O hablaste. Bailaste medio desnudo sobre una mesa, besaste a la persona equivocada, le dijiste cosas a tus suegros y no sabes cómo llegaste a casa. Te sientes horrible, te das vergüenza, qué fea tu cara de resaqueado… Oh, ¡pero mira! Ya se fue la resaca.

Abstinencia

Hay una manera más segura de evitar la resaca. Funciona para todos y está científicamente comprobada. ¡Y es gratis! Si no tomas, no tendrás resaca. Ok, puede sonar tonto. Pero te burlaste del ñoño de tu amigo porque no tomó durante la fiesta, pero ahora, en la oscuridad de tu cuarto, entre las sábanas de la vergüenza, con mucho dolor y sin poder abrir los dos ojos al mismo tiempo, adivina quién ríe mejor…

*Bonus:

Los peruanos costeños tenemos una costumbre que puede sorprender a gente de otros lados. Al día siguiente de la juerga, y pese a tener el estómago completamente irritado por tanto alcohol, comemos un plato de cebiche. Esto tiene que irritar aun más al estómago pero, sorprendentemente, muchos encuentran alivio en el pescado crudo medio cocido por el limón y el ají. Y les inspira a continuar la de la noche anterior.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada