jueves, 27 de enero de 2011

Musculación: respetar los días de descanso




Todos conocemos los beneficios de la musculación y de la práctica del ejercicio físico para aumentar la masa muscular. Al igual que la alimentación, los días de descanso son fundamentales para la buena salud del organismo.

En musculación, los esfuerzos por sí mismos no son suficientes para favorece el aumento de masa muscular: es conveniente dejar tiempo a los músculos y a las articulaciones para que se recuperen y se refuercen. Durante una sesión de musculación, las fibras deben someterse a un duro esfuerzo, y la mayor parte de las veces suelen romperse.

Una vez que ha terminado la sesión de entrenamiento, las fibras y los tejidos musculares comienzan lentamente a reconstruirse, aumentan de tamaño y se refuerzan.

Esta fase de reconstrucción de los tejidos de las fibras musculares explica, por otro lado, la importancia de las sesiones de estiramiento tras el entrenamiento. Esta fase suele durar dos horas; por lo tanto es necesario dejar tiempo a los músculos para que se recuperen: a esto le llamamos los días de descanso.

Los días de descanso varían entre las 24 y las 48 horas. Es el tiempo necesario para que los músculos se hipertrofien. Si no se respetan estos días de descanso, se puede provocar la rotura de los tejidos y las fibras, y puede conllevar a largo plazo una atrofia de los músculos. Los días de descanso que no se respetan son la principal causa de las tendinitis.



Los días de descanso para dilatar los días de entrenamiento[u]


En realidad, se pueden realizar sesiones de entrenamiento dos días seguidos, a condición de no trabajar los mismos grupos musculares que el día anterior.

Por ejemplo, se pueden trabajar los músculos de los hombros y de los abdominales, el lunes; y los de las piernas y los bíceps, el martes. El miércoles puede ser un día de descanso en general. Luego se puede retomar el entrenamiento los dos días siguientes, para luego dejar que los músculos descansen durante el fin de semana.

Por supuesto, la alimentación juega un papel primordial en los días de descanso, aportando las proteínas y el magnesio necesario para el buen desarrollo muscular.

No respetar los días de descanso puede conllevar una pérdida de apetito, una fatiga crónica, e irritabilidad; sin olvidarse de los dolores musculares que terminan impidiendo la recuperación de los tejidos y de las fibras musculares.
Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada