lunes, 24 de enero de 2011

Uno de los creadores de Kinect cambia Microsoft por Google... para iniciar "proyectos especiales"




Algo se trae Google entre manos. Y ya sabéis que cuando Google se trae algo entre manos muchos se echan a temblar. En esta ocasión parece que su nuevo “proyecto secreto” tiene que ver con los videojuegos y no es de extrañar que para ello esté empezando a contratar a expertos en la materia. Sí, por el momento no cobra vida y quiere destruirnos, pero dadle un par de meses.

Saltaba la liebre hace un par de días cuando se sabia que Johnny Lee Chung, uno de los desarrolladores e investigadores más punteros de Kinect para Microsoft, abandonaba el barco y se encaminaba rumbo a Google. Le recordaréis por ser aquel crack que, además de pasarse estos tres últimos años elaborando algoritmos de reconocimiento de movimiento para Kinect, hackeo la Wii consiguiendo que siguiera nuestro movimiento hace unos años. ¿Y qué hará el señor Chung en Google? Pues ni más ni menos que pasar a formar parte del grupo de Proyectos Especiales.


Su labor se describe como “Rapid Evaluator”. Un puesto enigmático y que, por supuesto, no desvela ni da pistas de su verdadera labor dentro de la empresa. Ahora si juntamos a esto los continuos rumores, o amenazas según cómo lo veáis, de que Google quiere lanzarse a competir abiertamente en el terreno de los videojuegos la cosa empieza a estar más clara.

Se especulan muchas cosas. Desde un nuevo sistema de computación en nube que permitirá a los usuarios descargar sus juegos favoritos vía web hasta un revolucionario hardware que también se apunte a la moda de captar el movimiento. Lo único que parece claro es que los Google Games no tardarán mucho en empezar a dar señales de vida. Google, videojuegos… no pinta mal la cosa.

Imaginad que justo le pilla a Google empezando a tomar conciencia de si mismo. Como diría el tío Ben, son esas pequeñas decisiones que tomas hoy y que marcarán al hombre que serás mañana. Ahora volved a imaginar que el “adolescente” Google lo primero que hace es contemplar una partida de ‘Gears of War’, se le funden los bits y se piensa que esa es la realidad. En ese momento entiende que los humanos somos una amenaza y empieza a preparar una gran fiesta de despedida… para nosotros. Desde luego Cliff Bleszinski pasaría a la historia… y ya no se creería tan molón.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada