lunes, 3 de enero de 2011

¿Cómo actuar ante un desmayo?




Hoy les demuestro como actuar frente a un desmayo...

El desmayo, una pérdida momentánea de la conciencia provocada por falta de oxígeno en el cerebro, es un incidente de poca trascendencia en la mayoría de los casos cuando se trata de personas jóvenes. En las personas mayores, en cambio, el 30% de los desmayos son indicativos de enfermedades graves, según estadísticas proporcionadas por el doctor Martín Dobarro, médico clínico de la División Urgencias del Hospital de Clínicas. Hay un 60% de desmayos benignos en mayores.

"Las mujeres jóvenes son las más propensas a los desmayos", confirma el doctor Rodolfo Faillace, Jefe del Servicio de Urgencia del Hospital Nacional Alejandro Posadas. "Se producen por una baja súbita de la presión y sus motivos habituales son lipotimia, nerviosismo o estrés. La jovencita que se ha desmayado en un recital o por permanecer largo tiempo en una cola bajo el sol es un caso típico de lipotimia provocado por el calor intenso o la permanencia en lugares sofocantes. El mecanismo previo es mucha sudoración, deshidratación y falta de oxígeno", explica el doctor Dobarro, quien agrega que los desmayos benignos duran entre uno y dos minutos.

En las personas mayores, el desmayo precedido de mareos, decaimiento y náuseas señala un buen pronóstico. Puede haber sido ocasionado porque la persona se levantó bruscamente de la cama, sin dar tiempo a que la sangre ascienda desde las piernas hasta el cerebro y el corazón. O bien porque realizó acciones que aumentan la presión en el pecho y afectan el retorno venoso al corazón y provocan desmayo. Algunas de estas acciones son: toser, tener arcadas o vómitos, o exhalar el aire con fuerza y con la garganta cerrada al defecar o al orinar.



Frente a un desmayo, la prioridad es llamar a emergencias, a la Policía o a los Bomberos, recomienda el doctor Faillace. "Nosotros lo llamamos la cadena de la vida", enfatiza. Entretanto, se recomiendan las siguientes medidas para auxiliar al desmayado.



Si se trata de una mujer joven


- Dejar a la persona acostada en el piso, sin moverla.

- Levantarle las piernas para que la sangre oxigene el cerebro.

- Luego de recuperar la conciencia debe permanecer sentada en un lugar aireado hasta que se restablezca el equilibrio.

Algunas de las señales alarmantes en los desmayos de mujeres jóvenes son: que presente pulsaciones extremadamente rápidas, rostro muy pálido, dolor abdominal (puede indicar hemorragia interna), temblores musculares o contracción de las mandíbulas. Esto último puede ser una convulsión, pero una convulsión aislada no es grave.



En personas mayores


- Mientras se espera el auxilio, la primera medida en todos los casos es no moverlo, porque la caída pudo haber provocado traumatismos. Luego:

1. Comprobar el grado de alerta. Hablarle y si no responde, llamar inmediatamente a un servicio de urgencias.

2. Comprobar si respira. Acercar el oído para ver si sale aire por boca o nariz. Ver si tiene obstruida la garganta por un objeto o un trozo de comida.

3. Comprobar la circulación, tomando el pulso.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada