sábado, 15 de enero de 2011

¿Qué ocurre con el correo electrónico cuando uno fallece?




Correos en desuso. Tras el fallecimiento de una persona que mantenía vigente una cuenta de correo electrónico, las cláusulas de este servicio determinan el cierre de ésta luego de un periodo de tiempo, debido a la inactividad de la cuenta.

En el caso de Gmail, el servicio se cancela luego de nueve meses de inactividad. Windows Live Hotmail realiza el mismo proceso luego de 90 días de desuso; y en el caso de Yahoo Mail, el tiempo permitido de inactividad es limitado pero no especificado –según sus términos de servicio–.

De acuerdo con los servicios de correo electrónico, cuando uno muere, la cuenta es deshabilitada y, posteriormente, la información eliminada.

¿Qué pasa si algún familiar necesita recuperar datos potencialmente importantes de la cuenta de correo de un fallecido?

En el caso de Gmail, existe un aplicativo llamado ‘Accediendo a la cuenta de una persona fallecida’, en el que Google especifica que, en algunos casos, sí se puede acceder al correo de una persona fallecida, siempre y cuando, se aporte la siguiente documentación:

Nombre y dirección física completa y una cuenta de email verificable.

Fotocopia del documento de identidad, pasaporte o algún otro documento oficial que identifique al demandante.

La cuenta de email del  fallecido.

Un email completo, incluyendo cabecera, que haya recibido de la persona fallecida.

Copias legalizadas de las traducciones del certificado de defunción.

Copia del certificado de nacimiento —si el fallecido es menor— o documento acreditando que uno es el representante del fallecido.

Según estipula Google, el plazo para entregar la documentación es de 30 días. Luego, el gigante de Internet proporcionará el acceso a la cuenta del fallecido.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada