viernes, 11 de marzo de 2011

Consecuencias del desplazamiento del eje de la tierra




Consecuencias del desplazamiento del eje de la tierra

142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.12811713067 
Un estudio realizado el año pasado sobre los efectos del cambio climático ha determinado que el calentamiento de los océanos podría causar una inclinación del eje de la Tierra. Si bien desde hace algún tiempo se especulaba con esta posibilidad, siempre se creyó que no sería un problema que debiésemos enfrentar pronto. Pero un trabajo publicado en Geophysical Research Letters da cuenta que nuestro planeta modificaría su inclinación en el próximo siglo y que, incluso, esto podría modificar la duración del día. 
Los científicos saben desde hace tiempo que los cambios climáticos modifican de forma casi imperceptible la inclinación del eje de la Tierra. El polo norte del planeta, por ejemplo, se está desplazando lentamente en dirección hacia la línea de longitud 79 ° W, que pasa a través de Toronto y Ciudad de Panamá, a un ritmo promedio de unos 10 centímetros al año. Esto se debe principalmente a la redistribución de masas provocada por la pérdida de las capas de hielo que se encontraban sobre grandes regiones de América del Norte, Europa y Asia. 


La afluencia de agua dulce contribuye a que el planeta modifique su inclinación. 

El calentamiento global origina, entre otras cosas, el derretimiento de los hielos polares. La afluencia de agua dulce, que se desprende de estos hielos antaño considerados “eternos”, también contribuye a que el planeta modifique su inclinación. Landerer y sus colegas han calculado que la fusión del hielo que cubre buena parte de Groenlandia es responsable de aproximadamente el 26% de la tasa anual del inclinamiento del eje terrestre. Además, sus modelos prevén que esta tasa aumentará significativamente en los próximos años. 

El equipo de científicos calcula que los océanos, calentados por el aumento de los gases de efecto invernadero, también pueden contribuir con su granito de arena en la modificación del eje de giro de nuestro planeta. Esto se contradice con algunos estudios previos que sugerían que el crecimiento de los océanos no produciría un gran cambio en la distribución de la masa de la Tierra. Para realizar su trabajo, los investigadores construyeron un modelo basado en los cambios que se producirían si las (moderadas) proyecciones efectuadas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático —básicamente, la duplicación de los niveles de dióxido de carbono a lo largo del Siglo XXI— se convirtiese en realidad. 

Los resultados muestran que, a medida que los océanos se calienten y se expandan, más subirá el nivel de los océanos, inundando las tierras bajas que rodean las grandes masas de agua terrestres. En algún momento del siglo próximo, este sutil efecto causará que el polo norte del eje de rotación de la Tierra se desplace aproximadamente 1,5 centímetros por año en la dirección de Alaska y Hawái. Será un cambio gradual. “El polo no va a alejarse de una forma loca”, señala Landerer, añadiendo que no debería producir grandes cambios en el clima de la Tierra. 



Es poco probable que el movimiento de los polos provoque otra subida del nivel del mar. 

“Los océanos absorben al menos el 80 por ciento del calor que provocan los gases de efecto invernadero”, explica Landerer. Maik Thomas, del Centro Alemán de Investigación de Geociencias de Potsdam, que no participó de este estudio, dice que el nuevo trabajo modifica las teorías anteriores. “Hasta ahora, la gente creía que las variaciones de nivel causados por los cambios de temperatura del océano no contribuían al movimiento de los polos, pero ahora parece que se trata de un efecto que debe ser considerado.” Thomas es cauto, y señala que es poco probable que el movimiento de los polos, a su vez, provoque otra subida del nivel del mar, desatando un fatal circulo vicioso. 

Como efecto colateral, las consecuencias de esta redistribución de masas también podrían afectar a la velocidad de la rotación de la Tierra. Landerer y sus colegas demostraron la “migración de masas” hacia latitudes más altas podría provocar que el planeta gire más rápido, de la misma forma que un patinador gira más rápido cuando pone los brazos junto a su cuerpo. Si esto ocurre, dejaremos de tener días de 24 horas. 

Por: Ariel Palazzesi. 

Si unimos a toda esta información el desplazamiento del eje de la Tierra por los terremotos que rondan los 9 grados de magnitud, nos encontramos en una situacion inevitable de cambios en nuestro planeta.
Esto puede originar un aumento de la rotación de nuestro Planeta, es decir que gire más deprisa, originando una disminución de las horas del día.
Esto no se va a ver rapido, pero si se siguen dando situaciones que originen el desplazamiento del eje, se puede dar más deprisa de lo que nos pensamos, viendo las consecuencias que esto puede originar, como por ejemplo mayor cantidad de catástrofes naturales y de mayor dimensión, con cambios que pueden influenciar en el organismo del ser humano. Tener en cuenta que todos estamos relacionados, lo que pase en el Universo nos afecta, lo que pase en nuestro planeta, tambien, por eso la importancia de la información y de la investigación para hallar formas de compensar estos desplazamientos, prevaleciendo nuestra capacidad de prevenir, haciendo las formas necesarias para evitar perdidas humanas, como por ejemplo, edificación de fuertes diques de contención, fabricación de embalses para prevenir la sequía que pudiera venir, a la vez que se recoge el agua, se evitaría una parte de disperse de está. En grandes tormentas sería una forma de disminuir algo las inundaciones, no edificar cerca de ríos o del mar, ya que se esta viendo que es peligroso y de ahora en adelante mucho más, crear cultivos en zonas altas a la vez que protegidos para evitar que el exceso del agua o del granizo los pueda deteriorar, siempre de agricultura ecologica, debemos cuidar el planeta y pro consiguiente nos estamos cuidando nosotros etc, etc... las formas dejemos-las en manos de entendidos, yo solo doy una idea de como se podría intentar disminuir riesgos y prevenir ya que creo que debemos hacerlo, es siemple una forma de evitar problemas, no todos, pero una gran mayoría.
Sobre todo se deben evitar, las explosiones nucleares, ya que estas tambien hacen desplazar el eje del planeta, y ESTO SI SE PUEDE EVITAR, a la vez, que estas pueden dar pie a terremotos, con el consiguiente peligro.
Lo que si esta claro, es que hay que tomar muy en serio el cuidado de nuestro planeta, ya que estamos viviendo en él y estamos viendo las consecuencias del NO RESPETO, del poco cuidado que hemos tenido, pagando todos nosotros las consecuencias.
HAY QUE EVITAR por todos los medios un mayor deterioro de esté, cada uno podemos hacer mucho.
AMEMOS A LA NATURALEZA, no tiremos nada en su suelo y en su entorno, intentemos conectar con ella, ella se da cuenta de ello.
El entorno natural nos puede ayudar en el fin que pretendemos, pero para esto tiene que haber respeto hacia ella y hacia todos.
La gente que se dedica a la guerra, a crear conflictos, a matar al prójimo, a dañar-lo, deberían utilizar su fuerza para este fin ( el respeto al prójimo) y para ayudarnos los unos a los otros, porque creo que estamos entrando en una época que esto va ha hacer mucha falta.
El hecho de que estas personas hagan lo que están haciendo, con el su NO RESPETO HACIA NADIE NI HACIA NADA, nos influencia muy directamente a todos, es negativo, impregnándose en el aire que respiramos y en el organismo de las personas que estamos en contra de ello.
Ellos no se van a librar del sufrimiento, de las catástrofes, porque dentro de este maravilloso planeta, estamos todos y lo que pase en él en todos los sentidos, da origen a una serie de sucesos que van directamente hacia todo ser humano.
 

Fuente: http://maricmasi.blogspot.com/2010/03/consecuencias-del-desplazamiento-del.html

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada