viernes, 19 de noviembre de 2010

Publicidades de medicamentos, El lado oculto




La Unión Europea debate el permiso a la industria farmacéutica para realizar publicidad directa al consumidor.
5b415a0a74765006f122f979f487f751



La publicidad directa al consumidor (PDAC) de medicamentos es un tema que genera controversia. Hay países en los cuales se permite, otros en los que se prohíbe. En los que está permitido hay diferentes marcos regulatorios.

Mientras El País informa sobre el debate en Europa, y particularmente en España (donde solo un pequeño número de principios activos puede venderse mediante PDAC) la Organización Médica Colegial y la Agencia Española del Medicamento y los Productos Sanitarios tienden a oponerse a la idea.

En Estados Unidos, país que permite pero regula la PDAC de medicamentos, el debate continúa. En un artículo publicado en el JAAPA, se preguntan si la prohibición de la PDAC de medicamentos no es lo más adecuado desde el punto de vista de la bioética. Según su autor, la PDAC involucra a los cuatro principios de la bioética. La manipulación del paciente: ¿no compromete su autonomía? Si la información provista por la publicidad es falsa o si sutilmente crea una falsa impresión acerca de los efectos del medicamento: ¿el paciente cuenta con información veraz y pertinente para tomar una decisión como consumidor? El principio de beneficencia es otro que se ve impactado en forma directa: ¿acaso la PDAC cumple con un rol de educación y su objetivo es mejorar la salud del paciente? ¿O su objetivo es simplemente coaccionarlo para que gaste su dinero en fármacos, y ya? El principio de no maleficencia se vulnera si el paciente toma fármacos en forma innecesaria y sufre por ello un efecto adverso o colateral indeseable.



Uno podría desglosar así, por ejemplo, si publicitar un AINE como el ibuprofeno (considerado inofensivo por toda la población) no viola todos los principios de la bioética. Recordemos simplemente una de esas publicidades donde el mensaje principal es “muchos dolores se pueden evitar con muy poco. Cuidate. Y si el dolor igual aparece vamos a estar ahí para hacerte sentir mejor.”[ii] De fondo, gente que va por la vida haciendo tai-chi con una sonrisa de oreja a oreja. Si bien el mensaje básico “el dolor se alivia con nuestra droga” no es falso, el contexto de la publicidad y el resto del texto podría inducir al consumidor a pensar que puede prevenir el dolor con el fármaco. Ni hablar de que la gente sin dolor aparece haciendo tai-chi por la vida. Felices, contentos y satisfechos, donde el fármaco aparece no simplemente como ‘alivio del dolor’ sino como ‘devolución a un estado idílico de felicidad’. ¿Viola la autonomía? Debatible. Ni siquiera voy a analizar si viola o no el principio de beneficencia, porque dudo que los ejecutivos del laboratorio estén más interesados en la salud del paciente que en los jugosos dividendos que pagará la compañía al finalizar el año fiscal. Por último: no maleficencia. Un paciente que por un dolortrivial consume ibuprofeno y después sufre una gastritis: ¿no se ha visto vulnerado en este principio? Un paciente que interpreta que con el ibuprofeno puede prevenir el dolor, y comienza a tomarlo regularmente: ¿no encuentra vulnerado este principio el día que visita al nefrólogo porque tanta inhibición del a ciclo-oxigenasa le produjo una insuficiencia renal crónica? Ni hablar de analizar otra publicidad (de antiespasmódicos premenstruales) donde el mensaje es “sácale la cara de culo a tu novia en el premenstruo con un antiespasmódico.”[iii]



Quizás el principio de justicia es el más difícil de elucidar, pero aquí entra a tallar una idea, que O’Hara sitúa desde una pregunta: ¿la PDAC de medicamentos sirve a la salud pública? Esto exige un análisis a otro nivel, no solo social sino económico.

O’Hara advierte que la PDAC es uno de los principales contribuyentes de la medicalización de la vida en la sociedad occidental. Por un lado, condiciones emocionales normales como puede ser la ansiedad o la tristeza o el simple cansancio físico son patologizadas. Si uno no está todo el tiempo pum-para-arriba y de fiesta-en-fiesta está mal (ejemplo: publicidad de célebres comprimidos que asocian ácido acetil-salicílico con cafeína)[iv],[v],[vi]. En Estados Unidos esto se hace más notorio con la publicidad de ansiolíticos y antidepresivos. También hay que recordar publicidades sobre los mismos compuestos, pero que se venden con el mensaje de que previenen los infartos.[vii] Información que hace tiempo se debate, y el consenso general actual es que produce más daño que bien cuando se usa para la prevención primaria.[viii] ¿Sirve esto a los intereses de la salud pública? ¿Qué ocurre cuando se patologizan cuestiones estéticas absolutamente normales como las arrugas o la calvicie con el fin de vender un implante capilar o una crema rejuvenecedora facial? Quizás tengan efecto sinérgico si atrás viene una publicidad de algún antidepresivo. Si el implante capilar o el lifting es muy caro, al menos si me tomo un comprimido diario de fluoxetina no me voy a deprimir frente al espejo todos los días…

Un trabajo canadiense ha demostrado que la PDAC fomenta a que los pacientes soliciten recetas innecesarias, que el médico por diversos motivos termina otorgando al paciente, incluso cuando su propia opinión al respecto de la prescripción es ambivalente.[ix] Mal por ello.

Otros trabajos apuntan a que el aumento en el costo de la publicidad ha llevado a un aumento en la demanda que se termina traduciendo en un aumento no solo en el gasto en medicamentos sino también en un aumento del precio de los mismos a medida que ‘ganan mercado’ algunas marcas comerciales.[x]

Por último, y no menos importante, hay que recordar que cuando una droga se aprueba para el mercado no está completa la farmacovigilancia y que la fase 4 del ensayo clínico somos todos nosotros. Cuando fue el escándalo del rofecoxib y celecoxib en Estados Unidos hace unos años fue después de que los laboratorios hicieran una agresiva campaña publicitaria que multiplicó las ventas. ¿Habría que imponer un tiempo de espera antes de autorizar la publicidad de un nuevo medicamento?

Claro que no todo es malo. Es probable que sirva para que pacientes que de otra forma no irían al médico ahora consulten por miedo al infarto, o al colesterol, o a la presión alta. ¿Pero a que costo estamos promocionando la salud a través de su venta indiscriminada?

Lo cierto es que todos los medicamentos tienen indicaciones específicas, por lo que solo los pacientes con necesidad de tomarlos deberían preocuparse por ellos. Los pacientes no están preparados para recibir información sobre medicamentos en forma directa desde la industria, porque no están formados en farmacología clínica. Es central la figura del médico como agente de regulación del consumo de medicamentos. Deberíamos jerarquizar y defender nuestro derecho a la prescripción, ya que trabajamos muy duro para conseguirlo, para cederlo ante los intereses de las farmacéuticas.

Permitir la publicidad de medicamentos directa al consumidor es irresponsable, vulnera los principios de la bioética, y además acarrea un impacto social y económico que puede llegar a atentar contra la salud pública.


La UE debate si permitir la publicidad directa de medicamentos · ELPAÍS.com
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/UE/debate/permitir/publicidad/directa/medicamentos/elpepusocsal/20101101elpepusoc_10/Tes
[ii] YouTube - 2007 Ibupirac - Ciudad Slow (Argentina)
http://www.youtube.com/watch?v=ckD33pvYlTc
[iii] YouTube - BUSCAPINA FEM
http://www.youtube.com/watch?v=VgQns_8p5zU&feature=related
[iv] YouTube - Comercial de Cafiaspirina
http://www.youtube.com/watch?v=D7MZc27ytuM
[v] YouTube - El Efecto CafiAspirina Bayer - Comercial 2009
http://www.youtube.com/watch?v=JAlRDywQx_g
[vi] YouTube - Que alegria - Cafiaspirina
http://www.youtube.com/watch?v=VaXU7ZSBjvI
[vii] YouTube - Aspirina Bayer Cambio de imagen
http://www.youtube.com/watch?v=t0Xbcm7jr10
[viii] http://www.mancia.org/foro/articulos...tml#post816885
http://www.mancia.org/foro/articulos/63914-aspirina-prevencion-primaria-final-juego.html#post816885
[ix] CIHR Research: Should Canada Permit Direct-to-Consumer Advertising of Prescription Pharmaceuticals? A CIHR-Funded Researcher Raises Some Concerns :: Longwoods.com
http://www.longwoods.com/content/16466
[x] Consumer adverts for pharmaceuticals: Impact on prices and sales | vox - Research-based policy analysis and commentary from leading economists
http://www.voxeu.org/index.php?q=node/5135


FUENTE: -http://www.mancia.org/foro/articulos/71253-publicidad-farmacos-lupa.html
-www.youtube.com
-World wide web.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada