domingo, 21 de noviembre de 2010

Estereotipo del 'consumidor de marihuana' afecta más a los hombres que a las mujeres




Si actúas de manera estúpida porque eres un consumidor de marihuana, es quizá que solo estás representado el estereotipo.

Es decir, las expectativas sobre los efectos cognitivos a largo plazo de la marihuana -en vez de los efectos reales de la droga- son las que llevan a los consumidores de marihuana a comportarse así, sobre todo si eres un hombre, explica un nuevo estudio, publicado en Addictive Behaviors,, según al revista Time.

La investigación explora los efectos de la “amaneaza del estereotipo”, la idea de que la performance está afectada por la imagen convencional de minorías.

Estudios previos sobre la amenaza del esteoretipo demostraron que a los afroamericanos a los que se les pedía identificar su raza antes de ser evaluados, les iba peor en pruebas cognitivas que a los afroamericanos a los que no se les recordaba su raza.

Según el especialista Mitch Earleywine, profesor de psicología en la Universidad de Albany, “la conclusión es que si tu traes gente al laboratorio y les recuerdas de qué minoría son, ellos tienden a comportarse de manera consistente con ese estereotipo”.

Con mujeres asiáticas, por ejemplo, si les dices “eres una mujer, no puedes ser buena en matemáticas”, les irá mal. Pero si les dices “eres asiática, tienes que ser buena en matemáticas”, les irá bien.

El especialista se pregunta si será igual con la marihuana. Obviamente hay efectos de la droga en la memoria de una persona en el momento en el que la consume, pero los efectos a largo plazo de la droga son complicados de reconocer.


Extrañas comparaciones

Un estudio inicial no demostró efectos clínicos significantes, pero otros estudios individuales sí han demostrado algunas diferencias cognitivas pequeñas pero medibles entre los consumidores a largo y a corto plazo.

Es posible que los estudios que han encontrado ciertas diferencias hayan influenciado tanto a los consumidores que les va peor de lo que les debería ir.

Earleywine y sus colegas analizaron a 57 consumidores, 30 hombres y 27 mujeres. A la mitad se les dio material para leer en el que se sugería que la marihuana era dañina para el cerebro. La otra mitad leyó un estudio en el que se decía que la marihuana no tenía efectos cognitivos negativos a largo plazo. Luego a los dos grupos se les pidió que tomaran pruebas cognitivas después de abstenerse de la marihuana durante todo un día.


Hombres, mujeres y yerba

Hubo un resultado muy marcado entre hombres y mujeres. A los hombres que tuvieron las referencias negativas les fue peor que a aquellos que no las tuvieron. Pero las mujeres a las que se les enfrentó con la amenaza del estereotipo les fue mejor que a las mujeres que leyeron que la marihuana no tenía efectos negativos a largo plazo.

“Creo que la identidad del ‘fumón’ es diferente para las mujeres”, dice el especialista. Ellas fueron como “te voy a demostrar que estás equivocado”. Ellas estuvieron significantemente mejor que las mujeres que leyeron que la marihuabna no hace daño al cerebro.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada