viernes, 19 de noviembre de 2010

5 rivalidades épicas en tríos





PlayStation, XBOX, and Wii

Esta es solamente la más reciente de una larga y complicada historia de rivalidades entre consolas de videojuegos. En 1985, fue lanzado el Nintendo Entertainment System (NES), que logró un grado de popularidad sin precedentes. El único rival serio de Nintendo apareció cuando en 1990 (en Estados Unidos) cuando salió al mercado el ‘Sega Genesis’, una máquina de 16 bits, tremendamente superior en gráficos y sonido que el estándar de 8 bits. Nintendo respondió con el lanzamiento del Super Nintendo de 16 bits. La competencia pasó de 32 a 64 bits con el Nintendo 64, el Atari Jaguar y el Sega Dreamcast, los dos últimos marcaron el triste final de su empresa. En la década de 2000, Nintendo lanzó la consola GameCube que, desde un punto de vista comercial, palidece en comparación a su predecesor (el N64) y fue revolcada por el PlaySation 2 y el recién llegado XBOX de Microsoft. En el 2006, Sony y Microsoft lanzaron nuevos modelos, la PlayStation 3 y Xbox 360.



Para este momento, muchos habían asumido que Nintendo quedaba fuera del juego, pero fue su probada habilidad para innovar en lugar de imitar la que lo salvó. El Wii, con un diseño pensado en un usuario más experimentado, se consagró instantáneamente como un éxito. Así, en la actualidad, ha vendido más de 75 millones de unidades en el mundo entero, eclipsando al PlayStation 3 y al XBOX 360. Para ser justos, el PayStation 2 sigue siendo el líder de todos los tiempo con más de 140 millones de unidades vendidas.

Rubias, morenas y pelirrojas

Es conocido el antagonismo que existe entre mujeres (un tanto superficiales) con estos tres tipos de pelo y es 100% basado en estereotipos. Para empezar, las rubias son típicamente pensadas como menos inteligentes que las morenas, pero también son consideradas más atractivas, presumiblemente porque se cree que “se divierten más”.

Si bien es cierto que los resultados de las encuestas muestran que la mayoría de los hombres preferirían salir con una rubia, la gran mayoría reporta preferir casarse con una mujer de pelo oscuro, siguiendo el estereotipo de que estas últimas son más inteligentes y más competentes. Las pelirrojas, el tercer gran grupo, son el factor X en esta dinámica. Se dice que estas mujeres son las más apasionadas, las menos pacientes y las que tienen mucha más energía sexual. Un dato curioso es que está comprobada científicamente que las pelirrojas son más vulnerables al dolor térmicamente inducido.

Zeus, Poseidón y Hades

En la mitología griega clásica, Zeus, Poseidón y Hades fueron tres hermanos quienes, después de derrotar a los Titanes, se convirtieron en los dioses del universo. Zeus se convirtió en el dios del cielo, Poseidón rige los mares y Hades es el dios del inframundo, dejando un lote restante de tierra cuyo dominio podía ser reclamado por cualquiera de los tres, enfocando así el punto crucial de su rivalidad. Sus constantes ataques entre ellos y contra la humanidad, normalmente inteligentes, pero algunas veces caprichosos, son algunas de las historias mejor conocidas transmitidas de generación en generación desde Homero hasta Homero Simpson.

Zeus ganó su apodo como ‘padre de los dioses’ gracias a la gran cantidad de descendencia que tuvo tras sus aventuras sexuales. Aventuras de las cuales nacieron algunos de los dioses más conocidos como: Apolo, Atenas, Dionisio, Helena de Troya, Heracles, Perseo, Minos, etc. Sin embargo, debemos decir que Poseidón no se quedaba atrás. Fue su escapada erótica con Medusa en un templo ateniense la que ocasionó que ella se convirtiera en la horrible bestia que Perseo, hijo de Zeus, tuvo que decapitar. Hades, sin embargo, tuvo menos suerte que sus hermanos y generalmente es involucrado en historias de raptos e intentos de violación.

Frankenstein, Drácula y el Hombre Lobo
Las batallas entre este trío ha alcanzado el estatus de ser genialmente atemporales. En 1931, Universal Pictures estrenó dos películas de terror. Una de ellas fue “Frankenstein” y la segunda fue “Dracula”, protagonizada por Béla Lugosi. Ambas películas tuvieron un tremendo éxito e inspiraron una serie de secuelas. Pero no es sino hasta “El Hombre Lobo”, protagonizada por Lon Chaney Jr. y lanzada en 1941, que la trilogía fue completada y los tres personajes pudieron empezar a interactuar entre ellos.

En "Frankenstein conoce al Hombre Lobo" (1943), el Monstruo y el Hombre Lobo luchan entre sí en la primera batalla de este trío (spoiler: ambos mueren por ahogamiento). Más tarde, vino “Abbott and Costello Meet Frankenstein” en la que los tres aparecen juntos y en la que Drácula controla al Monstruo en una pelea contra el Hombre Lobo. Desde ese momento hasta la actualidad ha habido una serie de películas que involucran a los tres personajes y la relación de este trío está lejos de haberse acabado. Un hecho curioso es la conformación de los personajes de la serie “The Munsters”, en la que el papá es el monstruo de Frankenstein, la mamá en la hija de Drácula y el hijo es un joven Hombre Lobo.

El Yo, el Superyó y el Ello
Siguiendo el modelo psicológico dado por Freud, el Ello, Yo y el Superyó son las tres estructuras que componen la totalidad de la actividad mental. El Ello es la parte oscura e inaccesible de nuestra personalidad, que heredamos al nacer y que actúa de acuerdo con el placer físico y la satisfacción. También es descrito como "caos" y "un caldero lleno de excitación en plena ebullición." El Yo, en cambio, es la parte que actúa de acuerdo a la razón, el sentido común y otros principios influenciados por el mundo exterior. En este sentido, el Yo se opone fundamentalmente al Ello.

El Yo, sin embargo, también sirve como mediador entre las exigencias del Ello y de la tercera parte llamada Superyó. Esta última es la parte que actúa de acuerdo a los ideales, las metas y el hambre de perfección. El Superyó, por lo tanto, también se opone fundamentalmente al Ello y es la parte responsable de los sentimientos de culpa que siguen al placer. Podemos pensar en la lucha de este trío como una rivalidad que está presente en nuestras mentes todo el día, todos los días. Cabe señalar, sin embargo, que esta es solo una de las tres escuelas de pensamiento, que en conjunto forman un trío rival por su cuenta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada