viernes, 5 de noviembre de 2010

Nicaragua culpa a Google Maps de crisis con Costa Rica






Esto surgió luego de que fuerzas nicaragüenses entraran a territorio de Costa Rica sin permiso.


Desde finales de octubre, Costa Rica y Nicaragua están enfrascados en una seria riña diplomática. Lo que ocurrió fue que tropas de Managua entraron en territorio tico sin autorización, lo cual causó un fuerte disgusto en San José.

Hace unos días, el comandante Edén Pastora, líder del contingente nicaragüense que violó la soberanía de Costa Rica, dijo que las autoridades de Costa Rica estaba equivocadas si pensaba que esa zona era de ellos.

Hay quienes dicen que Google es un dios, pues todo lo sabe y parecer estar en todos lados, pero no es perfecto. A pesar de ello, las personas tienden a confiar ciegamente en los productos de Mountain View, algo que puede tener consecuencias desastrosas si quien lo hace es alguien que toma decisiones militares en las fronteras con base en una herramienta hecha para otros usos.
La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, denunció ante los medios: "Las Fuerzas Armadas de Nicaragua incursionaron y permanecen hasta el día de hoy en el territorio costarricense, en isla Calero, en la provincia de Limón. Ahí instalaron campamentos militares, izaron la bandera nicaragüense, destruyeron bosque de un área protegida y vertieron sedimentos".

Edén Pastora dijo, al inicio de la crisis, que "es territorio nicaragüense, ellos han creído que es territorio costarricense porque nadie ha definido la frontera (...) es tierra de nadie. No hay tal usurpación, no hay tal violación, lo que pasa es que ellos no se han tomado la molestia de leer el laudo (que delimita la frontera)".
Al parecer la confusión se debe a que Pastora usó Google Maps para adelantar trabajos en el río San Juan.

El servicio de Google muestra una línea distinta a la que consta en los acuerdos oficiales entre ambos Estados, y que está disponible en los mapas oficiales de cada país. La línea real es la que parece en los mapas de Bing, como lo muestra esta imagen tomada de Gizmodo.

Al respecto, Pastora se limitó a decir: "Vea la foto satelital de Google y ahí se ve la frontera. En los últimos 3.000 metros las dos márgenes son de Nicaragua. De allí hacia El Castillo, la frontera sí es la margen derecha, está clarito".

Ayer, el vicecanciller costarricense Carlos Roverssi dijo que "hay un error en Google; ya enviamos una nota a la empresa para que rectifiquen el mapa".


"Google Maps no es para eso".


Según su blog oficial para Latinoamérica, "si bien, los mapas de Google tienen una altísima calidad y Google trabaja constantemente para mejorar y actualizar la información existente, de ninguna manera pueden ser tomados como referencia al momento de decidir acciones militares entre dos naciones".

Alberto Arébalos, director de Comunicaciones y Asuntos Públicos para América Latina de Google, dijo a ENTER.CO que "está claro que el mapa tiene un error, que es de un tercero contratado por Google. Pero de todas maneras Maps tiene una advertencia que señala que no es 100% preciso.¡No puedes hacer una operación militar con una herramienta hecha para personas y empresas!

Desde ese punto de vista, Google nunca ha animado el uso militar de Google Maps y ni siquiera de la herramienta comercial Google Earth Pro. "Muchos gobiernos usan Google Maps y Google Earth para diversas tareas, como descubrir áreas defortestadas, contaminacion ambiental, etc., y se usó con gran éxito en casos como los terremotos de Haití y Chile. Pero en cuestiones militares, en las que unos pocos centímetros cuentan, los gobiernos deben usar sus propios servicios cartográficos", agrega Arébalos.

Si bien hay un error claro de Google en su servicios de Mapas, Edén Pastora aún no ha explicado por qué confió ciegamente en un servicio de mapas en Internet que no está hecho para lo militar.
Esta vez, como novedad, el presidente Daniel Ortega no sólo ha culpado a Colombia de influir en este conflicto, sino ahora también a un gigante de Internet.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada