viernes, 12 de noviembre de 2010

10 placeres simples de la vida




1. Quedar durmiendo en un día lluvioso.

¿a quien no le gusta quedar entre las sábanas y las frazadas escuchando como golpea la lluvia en las ventanas o en el techo?; es de las cosas mas gratificantes quedar durmiendo mientras afuera, lejos del santuario de la cama, todo es frio, lluvia y viento y si estamos acompañados, mejor aún.



 

2. Encontrar plata que no sabiamos que teníamos.

Más aún si andamos corto de efectivo o si es casualmente un fin de semana; en esos momentos de alegría lo primero que uno se pone a pensar es en que va a gastar esa plata;también nos damos cuenta de que si bien no somos ricos; somos más ricos que segundos atrás.


 


3. Las miradas al sexo opuesto.

pocos placeres tiene la vida que sean tan gratos como mirar directamente a los ojos a una persona del sexo opuesto; es un momento sublime, un momento en que la curiosidad sutil da lugar a interpretaciones vagas y, a veces, a una especie de nube del razonamiento que nos lleva a no prestar atención sino en aquello nos dicen los ojos de esa persona.



 


4. Recibir un paquete en el correo

Si bien la comunicación via internet es de las cosas más útiles que se han inventado, no creo que en emoción, los mails y mps superen el hecho de recibir un paquete o carta, de preguntarnos por breves instantes que contendrá, de ir abriendo de a poco el paquete para ver; y finalmente ver y usar el contenido.


 


5. Contar una anécdonta o cuento.

En el fondo todos llevamos un pequeño landrisina adentro, siempre que podemos nos damos el lujo de disfrutar contando alguna historia graciosa o interesante, de ver comop se cautiva al oyente y como a medida que va trascurriendo el relato va aumentando la atención de la persona que escucha.


 


6. Escuchar la música adecuada en el momento adecuado.
Más alla de los géneros musicales, es uno de los grandes lujos de la vida escuchar esa canción en ese momento, ya sea al llegar del laburo, al levantarse, al tomar un mate o despues de tener relaciones. En esos momentos, el significado de la vida parece algo sumamente sencillo, vemos la realidad de una manera mucho mas simple, sin tantas vueltas.


 


7. El primer trago de una bebida cuando estamos muertos de sed

A veces nos pasa que estamos muertos de sed, deseando beber un trago de agua o de cualquier bebida y entonces llegamos a un comercio y compramos una bebida o llegamos a casa y abrimos la canilla y entonces... bebemos ese trago que nos da la perfecta sensacion de revivir, es casi cmo un despertar abrupto en el que vamos sintiendo como el cuerpo, lentamente, se vuelve a hidratar.


 


8. Darle aquella mirada a una persona del sexo opuesto.

esto pasa, por ejemplo, cuando una mina se inclina para buscar algo o cuando pasa delante de nosotros; en esos momentos nos sonreimos por dentro, imaginamos esto y lo otro; y seguimos en nuestra tarea como si nada hubieses pasado.


 


9. darse cuenta que tenemos mas tiempo para seguir durmiendo

Supongamos que todos los dias entramos a las 7:30, y justo un dia tenemos que entrar a las 9, nos despertamos a las 6, miramos el despertador y justo cuando nos vemos a levantar, nos acordamos que podemos seguir durmiendo un par de horas más; tambien nos pasa cuando nos despertamos antes de lo que tendriamos que habernos despertado y al darnos cuenta, cerramos los ojos y chau, a seguir durmiendo se ha dicho.


 

10. Observar un paisaje.

Pocos placeres mas gratos tiene la vida que observar perdidamente un bello paisaje, mas si tenemos tiempo de sobra para ello, es como quedar hipnotizado ante lo que nos sobrepasa, ante el poder y la belleza de la naturaleza

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada