viernes, 31 de diciembre de 2010

El nuevo Hombre Araña luce mucho menos musculoso




El nuevo Spiderman, Andrew Garfield, se encuentra preparándose físicamente para poder lucir el traje del superhéroe, pero ha admitido que realmente no se considera un fanático del ejercicio.

“Hay mucha gente ayudándome para estar en forma, porque no tengo una disciplina en ese ámbito”, comentó el actor para el sitio The Guardian UK.

El actor ha completado dos semanas de rodaje de este largometraje, y en algunos meses comenzará a filmar la parte de suspenso y acción.

Afortunadamente para Andrew la juventud que requiere su personaje fue lo que le concedió el papel sin necesidad de ganar demasiado músculo.

“Creo que Spiderman necesita de mucha fuerza corporal, pero Peter Parker es todavía un adolescente, es un equilibrio bastante curioso de encontrar”, dijo el protagonista de Never Let Me Go.

“Es muy específico lo que intentamos lograr en términos de físico y la sensación que buscamos proyectar”, añadió.

Pese a que su padre es entrenador de natación, el actor no se caracteriza por ser una persona muy atlética mucho menos por interesarse en la actividad física: “Me revelé contra eso a una edad muy temprana. Así que cualquier tipo de disciplina física tiene que ser específicamente diseñada con una inteligencia bien impuesta”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada