lunes, 7 de febrero de 2011

¿Una nueva crisis financiera en el 2015? Posibles causas





142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1 

La banca va en linea recta a otra gran crisis financiera para el año 2015




Fue el hombre más solitario en Davos, como tituló Bloomberg. No tuvo acceso a las reuniones con champán y caviar de la élite financiera, pero desde el salón de un hotel de segunda linea, el analista Barrie Wilkinson advirtió que los bancos deberán hacer frente a otra crisis financiera el año 2015. El documento se llama La crisis financiera de 2015: una historia evitable, y es un trabajo de 24 páginas. 


Barrie Wilkinson es un especialista en gestión de riesgos de la consultora Oliver Wyman y en su informe describe cómo los bancos, no dispuestos a aceptar un menor rendimiento sobre el capital (o ROE), están alimentando una nueva burbuja al perseguir un alto rendimiento en materias primas o en mercados emergentes. Wilkinson apunta a que la actitud de los reguladores, más concentrados en sus restricciones sobre los bancos, están conduciendo a la toma de riesgos en fondos no regulados, que representan un serio peligro para el sistema.
 





En su informe urge a los ejecutivos de los bancos y a los accionistas a aceptar que los rendimientos del pasado no son sostenibles, y que deben mejorar su trabajo a la hora de supervisar los riesgos, sobretodo en aquellas áreas que producen ganancias más elevadas. También recuerda que los factores que provocaron la crisis, como una política monetaria de bajos tipos de interés y grandes desequilibrios comerciales, son en realidad hoy más peligrosos de lo que eran entonces. 

A juicio de Wilkinson, los bancos deber reducir su nivel de apalancamiento, y la verdadera prueba de esta reducción será una rebaja en los ratios ROE de toda la industria. Mientras no lo hagan, existirán graves riesgos en el sistema.
 





Tras la crisis de finales de 2007 y principios de 2008, los gobiernos y los bancos centrales han gastado cantidades sin precedentes de dinero para rescatar al sistema financiero. Parte de la preocupación de Wilkinson es que si al sistema financiero se le permite volver a sus viejos hábitos, los gobiernos más endeudados no serán capaces de hacer frente a otra crisis: "Si hay otra crisis bancaria, los gobiernos serán incapaces de estabilizar el sistema, pues se han gastado todo su arsenal en la última ronda de inyecciones fiscales", sentencia Wilkinson. Esto es porque gran parte del mundo está en la quiebra. 






Descargar el informe (en inglés) The Financial Crisis of 2015

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada