domingo, 13 de febrero de 2011

¿Perdido en la jungla de los portales de citas? un asistente puede ayudarlo




¿Usted está en busca de su alma gemela o de una pareja sexual y no tiene tiempo de perderse en la jungla de los sitios para citas? Asistentes se ofrecen a hacer el trabajo por usted, al menos una parte.

Match, Meetic, eHarmony, Zoosk, OkCupid, Plentyoffish: la industria del corazón de internet florece. Según diversos estudios, su cifra de negocios mundial rodea los 4.000 millones de dólares y entre los 40 millones de usuarios algunos tienen más dinero que tiempo. Y quieren recibir ayuda.

Un lunes de febrero en Nueva York, Laurie Davis, 29 años, fundadora y presidenta de eFlirtExpert.com, una empresa que "ayuda a los solteros a unirse en línea y en la vida" tiene una reunión de trabajo en la casa de Laura, una clienta que trabaja en el rubro de inmobiliarias empresariales. Con 38 años, esta decidió terminar con su celibato.

Pero Laura viaja mucho dentro de Estados Unidos, tiene poco tiempo libre y sobre todo, tiene la impresión de que no sabe "venderse bien". Está inscripta en el sitio match.com, pero se queja de recibir únicamente mensajes de hombres "mucho más jóvenes o mucho más viejos" que ella.

Por eso esta usuaria compró por 140 dólares un servicio de base en eFlirtExpert: la confección de un perfil y el envío de cinco mensajes a través de Laurie Davis. Se tratará de un mensaje a cinco pretendientes del gusto de Laura o cinco mensajes a uno solo. "Elige el cliente", explica Davis.

A través de preguntas que se le hacen al candidato del matrimonio, Laurie va a bosquejar un retrato que remplazará al perfil artesanal e ineficaz. "No quiero un fanático del jogging, ni un creativo", dice Laura. "Vamos a decirlo de otra manera, sin agredir, y no mencionaremos que usted es una adicta al trabajo", aconseja Laurie. "No soy buena cocinera", añade con humildad la soltera. "Escribiremos que toma cursos de cocina", respondió la experta en seducción.

Luego del interrogatorio, que servirá para la redacción de una ficha descriptiva que estará acompañada de fotos, las dos mujeres se dirigen al guardarropa.

"Para su primera cita, no deberá llegar ni con un vestido de fiesta ni con vestimenta deportiva", advirtió Laurie. "¿Y si me propone pasear por la ciudad y estoy de tacos altos?", se inquieta la novia aprendiz. "Sufrimos todo en nuestros zapatos", responde la asistente.

Las dos mujeres elegirán luego los elementos que faltan en el guardarropa de la pretendiente en una tienda del barrio.

"Fundé esta empresa hace un año y medio, el éxito fue de inmediato y tengo cada vez más clientes, 60% hombres y 40% mujeres, el más joven tiene 20 años y el más viejo 69, divorciados, viudos, jefes de empresa, de todo", cuenta Laurie Davis, quien emplea a tres otras personas y está a punto de contratar más personal.

Solo se encuentra personalmente con clientes de Nueva York y Boston (noreste), con los otros se comunica a través de Skype, el sistema de telefonía por internet.

Al igual que una decena de otras empresas del mismo género, eFlirtExpert ofrece una amplia gama de servicios. Por 2.500 dólares, el corazón solitario tiene derecho a tener un perfil retocado, a un secretario que administra su correo durante seis meses, y la ayuda para transformar un guardarropa entero.

"Yo soy usted hasta que encuentre al hombre ideal", exclama Laurie, quien era experta en marketing antes de lanzarse a trabajar en esta versión moderna de agencia matrimonial.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada