domingo, 20 de febrero de 2011

'Mortal Kombat': Noob Saibot te hará echar la pota... a golpes




Empezó como una manera barata y sencilla de añadir a un jugador extra más. Sí, eran otros tiempos y las cosas se hacían a cascoporro, sin anestesia. ¿Que te faltaba un jugador para darle un poco más de chicha al título? Pues coges a uno de los que ya hay, le cambias el color, usas el 90% de sus movimientos y le pones un nombre raro. Y si ese día resulta además que no estás inspirado pues la solución es todavía más sencilla, coges tu apellido y el de tu colega, los pones del revés y seguro que te queda algo molón. Estoy hablando de ‘Mortal Kombat’ y de Noob Saibot.

Un personaje, que cuando apareció era secreto, pero que ha ido ganándose el favor del público hasta llegar a convertirse en uno de los personajes principales. ¿Y qué tiene de especial? Pues cuando salió a la luz, creo recordar que en ‘Mortal Kombat II’, más bien poquito. Se basaba, totalmente, en Sub-Zero, tenía sus mismos movimientos y ataques y sólo se diferenciaba en el color, gris en este caso. Pero maldita sea, un tío llamado Noob Saibot emana carisma y su ascensión al Olimpo no tardó en llegar.


Ed Boon y John Tobias eran los principales artífices de los ‘Mortal Kombat’ de aquellos días. Diseñadores, artistas, chicos para todo que parieron una franquicia casi de la nada con un auténtico “appeal” que la hacía diferente al resto. Si ponéis del revés la palabra Boon os saldrá Noob y si hacéis lo mismo con Tobias acabaréis llegando hasta Saibot. Sí, muy originales.

El caso es que después de no se cuantas entregas diferentes e incluso con algún que otro juego dedicado a explicar la historia del personaje, ya podemos considerarlo un prota de primera y así aparece ante nosotros en el nuevo ‘Mortal Kombat’.

Contundente, rediseñado para no parecerse más de lo justo a Sub-Zero y a Scorpion, con muy mala baba y sabiendo dónde golpear para facilitarte la digestión de lo que habías comido esta mañana. Sí, atención a ese detalle que da bastante saquito.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada