lunes, 7 de febrero de 2011

Grados del Cociente Intelectual




CI, IQ o Coeficiente Intelectual son la misma cosa: un test para medir la inteligencia. Me muestro tajantemente descreído de cualquier tipo de utilidad que tengan los IQ tests, pero lo cierto es que (inexplicablemente) continúan teniendo una enorme aceptación entre la población. Acerquémonos un poco a ellos para luego aprender cómo se mide el Coeficiente Intelectual de un individuo. 
142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1 
 

El origen de los tests de coeficiente intelectual se remonta a 1912, cuando el psicólogo William Stern lo aplicó como un método para relacionar tests de inteligencia en los niños. Con el correr de los años el test se fue desarrollando, y se comenzó a aplicar de forma cada vez más generalizada. Hoy en día ha caído un tanto en descrédito, aunque todavía hay quienes creen que este test tiene una relación 100% fiable con la inteligencia del individuo. 

¿Cómo se calcula el Cociente Intelectual? 

Los métodos de estimación del Coeficiente Intelectual de una persona son múltiples, y generalmente están asociados a razonamientos de tipo lógico matemático. 

Por ejemplo, para calcular el IQ se aplican secuencias de números que debemos rellenar, figuras faltantes que debemos completar, y otra serie de ejercicios lógico-deductivos que debemos realizar en determinado tiempo. 

Los resultados del IQ se aprecian en forma de campana de Gauss. La media es de 100, con una desviación estándar de 15. Si te haces un test tus resultados difícilmente supere las 164 unidades, pues este es el valor para los supuestos genios. Vemos el rango a continuación: 

164 o más - Genio o casi genio 
148-164 - Inteligencia muy superior 
132-148 - Inteligencia superior 
113-132 - Inteligencia superior a la media 
84-113 - Inteligencia normal o promedio 
68-84 - Estupidez 
52-68 - Límite de deficiencia 
Menos de 52 - Definitiva mente floja.
 

Desde luego que desde un punto de vista contemporáneo, estos índices son totalmente burdos y ridículos, absolutamente alejados de la realidad. ¿Por qué si alguien no es bueno en matemática o lógica debe ser tachado como un deficiente mental? Hay mucho patriotismo norteamericano aquí, pero más aún, una burrada notable al intentar medir algo indefinible: la inteligencia. 

¿Cómo es posible medir algo que ni siquiera se sabe con claridad lo que es? Una definición de inteligencia es demasiado compleja como para ser elaborada, y definitivamente la misma no se encuentra en los resultados de un test CI.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada