jueves, 10 de febrero de 2011

“127 horas” puede causar desmayos y ataques epilépticos




La terriblemente cruda escena de una mutilación dentro de  “127 horas” ha hecho que un grupo de médicos australianos llegue a la conclusión de que el filme puede no ser apto para algunas personas.

Según informa prensa australiana, el hospital St. Vincent de Sídney ha atendido en lo que va de semana a tres pacientes que sufrieron desmayos, vómitos y hasta un ataque epiléptico dentro del cine.

"127 horas" narra la historia real del alpinista estadounidense Aron Ralston, que se arrancó un brazo para escapar de una roca bajo la que quedó atrapado durante más de cinco días en el Gran Cañón.

Gordian Fulde, jefe de la unidad de emergencias del centro médico australiano, aseguró al periódico "Daily Telegraph" que una escena tan dura como esa puede provocar bajadas de tensión y otros problemas de salud.

"Uno puede empezar a perder oxígeno y sangre en el cerebro, y el siguiente paso es el ataque a todo el sistema nervioso", dijo Fulde después de que una persona perdiera la consciencia durante 5 horas tras visionar el filme.

El director británico Danny Boyle ya se vio obligado a pedir disculpas al público cuando seis espectadores se desvanecieron en plena película en Canadá y Estados Unidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada