viernes, 15 de abril de 2011

Un disco duro mágico




El dicho dice que al final, lo barato sale caro. En este blog, el autor recibió la solicitud de ayuda de un amigo ruso que había comprado un disco duro sospechosamente barato en un bazar chino. La unidad no funcionaba: le comentó que al grabar una película, por ejemplo, guardaba todo el archivo, pero sólo podía reproducir los últimos cinco minutos de la misma.


El autor del blog sospechó de inmediato: aunque en la caja ponía muy claramente que la unidad llevaba un disco duro de Samsung, sospechó. Esto es lo que se encontraron al abrir la unidad:



 
Sí: nada de disco duro, sino solo una triste unidad flash de 128 MB pegada al conector USB. El resto estaba todo vacío. Teóricamente, el disco alcanzaba los 500 GB, y el usuario pudo verlo claramente. Entonces, ¿cómo es posible que siendo una memoria de 128 MB pudiera mostrar 500 GB? Sencillo: la memoria trabajaba en modo "loop". Es decir, que cuando el "disco" se queda sin espacio, vuelve a comenzar desde el principio, sobreescribiendo el contenido. Con esto, se puede mostrar prácticamente cualquier capacidad. Si es que es verdad que nadie da duros a cuatro dolares...


FUENTE

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada