jueves, 14 de abril de 2011

Hallan el gen que causa menor consumo de alcohol





El descubrimiento de científicos tras una amplia investigación ayudará a desarrollar tratamientos más efectivos contra el alcoholismo.

La cantidad de alcohol que las personas ingieren está determinada en parte por un gen, el AUTS2, de acuerdo con un reciente estudio. Según sus autores, los hallazgos de la investigación científica ayudarán a desarrollar tratamientos más efectivos contra el alcoholismo.

El trabajo, realizado por un equipo internacional de científicos, se publicó en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS, por sus siglas en inglés). Entre los expertos que participaron hay afiliados a la universidad británica Imperial College de Londres.

En el estudio, en el que tomó información de cerca de 47,000 personas, se descubrió que las personas en las que ese gen es más activo consumen un promedio de alcohol que es 5% menor que el resto.

El AUTS2 se había relacionado anteriormente con el desarrollo de enfermedades como el autismo y el desorden de hiperactividad y déficit de atención, aunque su función no está del todo clara.

NUEVO ÁREAS DE ESRUDIO. Los científicos aclaran que la diferencia en el consumo de alcohol provocada por la presencia de este gen no es muy grande, y podría estar en el orden del 5%. Sin embargo, creen que abre la veda para nuevos descubrimientos en un nuevo campo de investigación.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el uso nocivo del alcohol es un problema global que provoca 2,5 millones de muertos cada año”. Añade que se trata de “el tercer factor más importante de riesgo de muertes prematuras, incapacidad y pérdida de salud”.

Los expertos creen que la combinación de los estudios genéticos y de comportamiento ayudará a determinar las bases biológicas que determinan la ingestión de alcohol y así desarrollar tratamientos y programas de prevención más eficientes.

OTRAS PRUEBAS. El gen AUTS2 está relacionado con la respuesta del cerebro a estímulos placenteros.

Los científicos creen que hay más genes que determinan el deseo de consumir alcohol. Sin embargo, hasta el momento sólo se había descubierto otro gen, el CYP2E1, que controla la metabolización de alcohol en el hígado, que tiene un impacto en la ingestión de la sustancia.

En el reciente estudio, el equipo de investigadores analizó primero muestras de ADN de 26.000 voluntarios, y descubrieron que aquellos en los que el AUTS2 es más activo consumen menos alcohol. Después comprobaron sus hallazgos en otros 21.000 individuos.

Finalmente, realizaron experimentos con moscas y observaron que también en esos animales el gen juega un papel similar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada