domingo, 12 de septiembre de 2010

Stephen Hawking tenía razón: Observan misteriosa radiación en agujeros negros




 
Hace 36 años, el genial físico y cosmólogo británico Stephen Hawking predijo que los agujeros negros emitían una extraña radiación que puede provocar que estos fenómenos pierdan masa e incluso puedan desvanecerse en el espacio. Hoy, un grupo de físicos italianos han presentado un estudio que cumple la teoría del genio. 

Como es lógico, a lo largo de los años numerosos científicos han intentado probar la existencia de esta misteriosa radiación, que recibe el nombre de su descubridor, sin obtener ningún éxito. 

Un equipo de investigadores italianos afirma ahora haber observado, por primera vez desde que Hawking propusiera su hipótesis, algo que se parece mucho, pero no en el cielo, sino aquí en la Tierra, en un agujero especial creado en laboratorio. 

El estudio aparecerá publicado en la revista especializada Physical Review Letters, y puede leerse un resumen del mismo en el archivo científico online arXiv.org

El Universo está lleno de pares de partículas y antipartículas que se forman y casi inmediatamente se aniquilan la una a la otra. La radiación de Hawking se produce cuando se forman esas parejas, cerca del borde del agujero negro, llamado horizonte de eventos, la frontera más allá de la cual la luz no puede escapar. 

A medida que el par de partículas atraviesa el horizonte del agujero negro, uno de los miembros de la pareja es aspirado, mientras que el otro queda libre, antes de que sean capaces de “estrangularse” el uno al otro. El efecto observado es la radiación de partículas y la pérdida de masa. 


En un agujero blanco
Franco Belgiorno, de la Universidad de Milán, y sus colegas, observaron esta radiación en su laboratorio creando lo que se llama un agujero blanco, algo así como el reverso del negro. En lugar de que toda la luz sea aspirada al interior, como ocurre en un agujero negro, el blanco deja escapar materia y energía. Ningún objeto puede permanecer en esa región durante un tiempo infinito. 

Los investigadores consiguieron crear el fenómeno mediante el envío de un pulso láser de infrarrojos a través de silicio fundido. Tras descartar otros fenómenos, llegaron a la conclusión de que lo que habían visto era la radiación de Hawking. 

Si es que los investigadores están en lo cierto, el hallazgo puede tener importantes implicaciones para el estudio del espacio, hasta el punto de conocer cómo puede ser el fin del Universo. 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada