miércoles, 15 de septiembre de 2010

Los 7 pecados capitales en una nueva relación




Estás emocionado porque has conocido a una eprsona que por fin te interesa y comienzan a salir. Evita caer en estos errores en la primera etapa, para que tengas una larga relación sana y fuerte.

Apurarte con la intimidad
No existe una regla universal sobre cuándo dar el gran paso cuando estás saliendo con una persona. ¿Cuándo entrar a la intimidad? Sin embargo, es mejor esperar. Si tienes sexo antes de que esa persona te haya conocido, corres el riesgo de que no esté interesado en ti y que al final no te tome en serio. Deja que esa persona aprecie otras cualidades en ti, más allá de las físicas. 


Abrirte muy rápido
No es muy astuto contarle tus historias de la niñez o mostrarle cuáles son tus debilidades. Aunque es natural que quieras apurar el proceso de crear lazos con esa persona, tienes que tener paciencia y dejar que las cosas se den de manera natural. No le des mucha información tampoco, que no crea que eres una reina del drama. Llamarlo, textearle o mandarle muchos mails Sé cool. No te muestres muy interesado en contactarla (contactarlo). Si buscas mucho a la persona con la que estás saliendo, puede dejar de interesarse. Así que guarda el celular, cierra el mail y deja que te busque. 

No seas un espía
Confía. No mires su celular o su blackberry cuando vaya al baño. Desde el primer momento, alimenta la confianza entre ustedes. Sin embargo, siempre ten las antenas bien paradas porque recién estás conociendo a esa persona. 

Fingir orgasmos
Si ya llegan al nivel de tener suficiente confianza para llegar a la intimidad, sé 100% honesta. Con los hombres, igual, sean honestos si no están satisfechos con la parte sexual de su nueva relación. Imaginen que llegan a casarse con esa persona: no van a poder seguir fingiendo placer cuando no lo hay. Y si te muestras sincero y comprensivo, la otra persona puede mejorar para que si tengtas una vida sexual feliz. 

No esperes que cambie
Cambiar es muy difícil. Así que si hay cosas que no te gustan de esa nueva persona en tu vida, hazte la idea que siempre van a estar ahí. 

Rechazarte a ti mismo
Es muy importante nutrir la nueva relación, pero sacrificar toda tu energía y tiempo en ella e ignorar tus propias necesidades es un gran error. Si estás o no en una relación, tú deberías ser tu primera preocupación. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada