viernes, 10 de septiembre de 2010

¿La bicicleta le dice adiós a la cadena y a la grasa?




 
Stringbike se mueve con cables de acero conectados a poleas. Foto: ABC

La bicicleta, el medio de transporte que ha estado entre nosotros por más de doscientos años, y aunque los modelos actuales pueden parecer muy similares entre sí, siempre hay lugar para la innovación, por lo que algunos prototipos de bicicletas, como la Stringbike, de origen húngaro, y que funciona sin la clásica cadena engrasada, podría convertirse en una nueva opción comercial. 

¿Cómo funciona? En vez de la clásica cadena, la Stringbike recurre a cables de acero, eliminando factores como la grasa y la dificultad a la hora de quitar la rueda trasera.
 
La Stringbike utiliza cables de acero conectados a poleas, y unos discos especialmente diseñados para la transferencia de fuerza. Los discos reemplazan a los típicos platos en otras bicicletas, y pueden ser intercambiados según la necesidad del usuario.
 
El concepto de cambios también ha sido simplificado, ya que es posible obtener una marcha diferente con sólo variar la altura de las poleas.
 
Como si eso fuera poco, las ruedas de la bicicleta pueden ser fácilmente quitadas para ahorrar espacio y facilitar el transporte en un vehículo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada