jueves, 25 de agosto de 2011

Hacia dónde va Apple sin Steve Jobs




Renunció Steve Jobs y las acciones de Apple cayeron 5%. ¿Será este el fatídico destino de la empresa ante la ausencia de quien hasta ahora fuera su director ejecutivo?

Casi tanto como la manzanita mordida, la imagen de Jobs -siempre de camiseta negra y jeans- representaba el poderío del gigante tecnológico en el imaginario colectivo. Un icono de la marca.

Su sorpresiva dimisión este miércoles como director ejecutivo y el anuncio de su reemplazo por Tim Cook, ha puesto a temblar más a los usuarios y a las redes sociales (con ingeniosos trending topics como iQuit) que a los expertos.

Los analistas aseguran que la medida no fue inesperada y que, de forma práctica, tendrá poco impacto en el día a día de la empresa.

"Steve (todavía) es capaz de proporcionar sus ideas como lo hubiera hecho como director ejecutivo", dijo Colin Gillis de BGC Financial.

"En realidad, Tim (Cook) ha sido el director ejecutivo de facto durante un buen tiempo y la compañía ha tenido un gran éxito. La visión y el plan de trabajo están intactos", agregó Gillis.

Otros analistas aseguran que la salida de Jobs no será distinta de otras exitosas renuncias, como la de Bill Gates.

"Compañías como Microsoft han pasado exitosamente por este proceso de sucesión, su renuncia nos permitirá ver qué tan fuerte es la generación de relevo en Apple", comentó a BBC Mundo Alfonso Luna, fundador de Kentriki y ex directivo de Google y Microsoft.

Sin embargo, la atención general continúa puesta en cuál será la reacción de los mercados este jueves. No sólo para Apple, sino también en empresas como Walt Disney, donde Jobs es un director y accionista mayoritario.

Creatividad
Quizá el mayor temor de los usuarios es la posibilidad de perder la capacidad innovadora de Jobs, que lo ha caracterizado durante su carrera.

"Jobs es uno de los grandes genios tecnológicos y empresariales de nuestra era, alguien en la liga de los Ford, Watson, Gates, personas que son muy difíciles de reemplazar", comentó Luna.

Steve Jobs es visto, ampliamente, como la fuerza creativa que ha impulsado a Apple a convertirse en una de las mayores empresas del mundo. Una de las más respetadas, admiradas... y copiadas.

Bajo su mando, se logró convertir a los artefactos tecnológicos de aparatos exclusivos para geeks a verdaderos objetos del deseo, estilizados y con diseño, listos para usarse.

Se le atribuye además, el culto a la marca y al sistema operativo amigable Mac OS que tiene millones de adeptos alrededor del mundo.

Gracias a productos muy populares como el iPod, el iPhone y, más recientemente, el iPad, Apple se convirtió en una de las marcas más solicitadas en el mundo.

Y esa ascendente carrera tecnológica parece no haber terminado aún.

"Si los rumores sobre el iPhone 5 resultan ciertos creo que en el corto plazo Apple seguirá por el rumbo ascendente, las consecuencias de este cambio de mando habrá que analizarlas en el mediano y largo plazo", asegura Luna.

A final de cuentas, aunque la salida de Jobs no represente el final de Apple; sin duda significa el final de una era

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada