martes, 10 de agosto de 2010

Los diez famosos que fracasaron en la política





Si bien nadie sabe si el rapero haitiano Wyclef Jean tendrá éxito en su candidatura a la presidencia de Haití, Time hizo un recuento de diez estrellas que, al igual que Wyclef Jean, optaron por ingresar al mundo de la política y fracasaron en su intento.

Norman Mailer . Mailer fue un gigante en el mundo literario. En 1968 ganó el premio Pulitzer y el National Book Award por su novela "Los ejércitos de la noche”. Ocho años atrás, Mailer apuñaló a su esposa con una navaja que había encontrado en la calle, luego salió en la televisión para anunciar su intención de postular a la alcaldía de Nueva York. Sin embargo, el escritor quedó cuarto entre los cinco candidatos que postularon.

George Weah. Nacido en Monrovia, Liberia, George Weah se convirtió en uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo. En 1995 fue nombrado el mejor jugador del año. Tras su retiro en el 2003, decidió dedicarse a la política en su tierra natal que acababa de terminar una guerra civil. Weah pensó que podía llegar a la presidencia por los votos de los jóvenes. Sin embargo, el ex futbolista calculó mal y perdió frente a Johnson Sirleaf. Weah no descarta en postular nuevamente a las elecciones presidenciales del 2011.

Garry Kasparov . Kasparov, quien fue campeón mundial de ajedrez tanto en la década de 1980 y 1990, dejó a un lado su pasión para incursionar en el mundo de la política. En el 2008 lanzó su candidatura para la presidencia de ese país. Sin embargo, Kasparov se enfrentó a una serie de “jugadas” políticas que no pudo vencer.

Mario Vargas Llosa. La hiperinflación y el terror desatado por Sendero Luminoso impulsaron a que el escritor peruano Mario Vargas Llosa, Premio Cervantes (1994) y Premio Príncipe de Asturias de las Letras, postulara a las elecciones presidenciales de 1990. Sin embargo, sus detractores utilizaron sus obras literarias para desprestigiarlo. Además, su tez clara fue usada como símbolo para afirmar que Vargas Llosa solo representaba los intereses de las clases altas. Por ello, los peruanos de la clase trabajadora dieron su apoyo a Alberto Fujimori, un ingeniero agrónomo de origen japonés que se comprometió a reactivar la economía rural.

Shirley Temple. Shirley Temple, una figura reconocida en el cine de la década de 1930, fue menos triunfante en las urnas. En 1967 decidió incursionar en la política. Sin embargo, la actriz no tuvo éxito. Posteriormente, se desempeñó como delegada de EE.UU. ante la ONU y como embajadora de EE.UU. en Ghana y Checoslovaquia.

Rubén Blades. Músico, actor y activista, Rubén Blades estudió derecho en la Universidad de Panamá antes de que su familia fuese enviada al exilio por Manuel Noriega, entonces jefe de inteligencia militar, porque su padre, un miembro de la policía secreta, discrepaba con el futuro dictador. Luego que se instalara en Nueva York, Blades aún se sentía atraído por el derecho. En 1985 obtuvo una maestría en derecho internacional en Harvard. Cuando regresó a Panamá en 1994, hizo campaña para la presidencia, pero sus esfuerzos fueron en gran parte en vano. A pesar de que obtuvo cierto apoyo, su campaña fue insuficiente porque gran parte de panameños pensaron que su exilio lo alejaron de los problemas y la realidad de Panamá.

P.T.Barnum. Resulta que el hombre que nos dio el ruiseñor sueco, la Sirena de Fiji, Jumbo el elefante y Tom Thumb tenía otras ambiciones. Barnum no logró ganar las elecciones al Congreso de EE.UU. en 1867. No fue sino hasta después de su paso por la política, que a la edad de 61 años, entró en el negocio del circo a tiempo completo.

Gore Vidal. Novelista, dramaturgo y ensayista, Gore Vidal no solo ha escrito sobre el gobierno de los EE.UU., en dos oportunidades Pretendió un cargo en la política estadounidense con resultados negativos. En 1960, lanzó su candidatura al Congreso, pero perdió. Tras su fracaso declaró que su deseo de ser político se vio opacada por su talento para ser escritor.

Upton Sinclair. El pionero en el periodismo de investigación, trató de incursionar a la política en varias oportunidades, pero no obtuvo éxito.

Roy Acuff. Él pudo haber sido el rey de la música country. Roy Acuff era tan popular en Tennessee que el Partido Republicano le pidió que se presente como candidato en 1948. Acuff aceptó y obtuvo más votos que cualquier candidato republicano, pero no fue suficiente para ganar en el estado que era mayoritariamente demócrata.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada