martes, 26 de octubre de 2010

Cómo las hierbas y verduras pueden ayudar a combatir la alergia




     
Esos incómodos síntomas de la alergia como los estornudos, el prurito ocular, la irritación de las vías respiratorias y el escozor cutáneo, entre otros, pueden aliviarse con productos naturales.

La primavera es bella, para qué negarlo. Pero en esta época del año se incrementa la carga de alergenos en nuestro ambiente, aumentando la frecuencia de las reacciones alérgicas, lo que para muchos se transforma en un verdadero dolor de cabeza.

Los fármacos entonces aparecen como la única vía para resistir las alergias. Sin embargo, el alivio puede estar en la misma naturaleza, específicamente en las hierbas medicinales o verduras, asegura Paola Tapia, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello de Chile.

Harto cítrico

Una alimentación saludable, en la que se encuentren al menos en cinco porciones de frutas y verduras al día, especialmente de aquellas que son ricas en vitamina C y A (limón, tomate, coliflor, espinacas, lechuga, acelga, etc.), tienen un efecto positivo para enfrentar apropiadamente las alergias estacionales, subraya la químico farmacéutica.

Por eso la experta recomienda los jugos preparados con frutos cítricos de todo tipo, además el de manzana con miel, que es una alternativa saludable y que activa las defensas del organismo.

Existen otros alimentos que se pueden ingerir para controlar las alergias, entre los que destacan los brotes de alfalfa, las coles de Bruselas, los huevos de codorniz, la col, la sopa de tomate, la coliflor o las hojas de nogal.

La saludable cebolla

La cebolla es una muy buena verdura para aliviar síntomas asociados a diversas enfermedades, entre ellas, las que afectan al sistema respiratorio e inmunológico, como gripes, asma, alergias y tos. “El consumo de cebolla, ya sea fresca, como jugo o en infusiones (té) aporta a nuestro organismo azufre, fósforo, silicio, hierro, calcio, magnesio, sodio y vitaminas A, B y C”, explica Paola Tapia.

El té de cebolla se prepara con la verdura fresca, trozada en partes pequeñas e hirviéndolas en aproximadamente 1 litro de agua. Puede tomarse caliente, en sopa o dejar enfriar y mezclar con jugo de limón y azúcar, para beber durante el día.

Similar es el caso del ajo que contiene alicina, principio activo con acción antibiótica, también se emplea contra resfríos.

Entre las hierbas medicinales que ayudan a combatir la alergia estacional, destacan el jengibre o kión, el cual se puede preparar en infusiones mezcladas con miel. Se usa principalmente para alivios sintomáticos de resfríos y prevención del contagio de infecciones por rhinovirus.

De más yerbas

Por otro lado, el consumo de infusiones de hojas de ortiga reduce la producción de histamina en el organismo, responsable de la generación de los síntomas de la alergia.

Se debe hervir una cucharada de hojas en 250 ml de agua, durante diez minutos y luego filtrar la preparación. El té puede endulzarse con miel o azúcar, y se debe tomar 2 a 3 veces en el día.

La medicina tradicional utiliza al té verde como tratamiento para los síntomas de alergias, básicamente por su elevado contenido de sustancias antioxidantes (flavonoides), que colaboran al bienestar general del organismo.

Lo mismo sucede con la Manzanilla que si bien es conocida en la medicina popular por su efecto antiespasmódico, también presenta actividad analgésica y antialérgica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada