miércoles, 25 de enero de 2012

YouTube, ¿el futuro de la televisión?




Que el futuro de la televisión pasa por internet es algo que los gurus de las nuevas tecnologías vienen augurando desde hace años y los recientes datos de circulación de YouTube parecen confirmar esta tendencia.

La página de videos por Internet informó esta semana que ya cuenta con 4.000 millones de visitas diarias, un 25% más que hace ocho meses.

También se indicó que el sitio crece ya a un ritmo de una hora de video subida por segundo y todo indica que su expansión no se detendrá ahí.

Y medida que aumenta en números lo hace en influencia, tal y como sugieren propuestas como las del Departamento de Estado de Estados Unidos, que recientemente animó a todos los tuiteros (tanto dentro como fuera de sus fronteras) a enviar sus preguntas.

Éstas, dijeron, serían respondidas automáticamente en la cuenta que este organismo tiene en Youtube.

REDES SOCIALES
Precisamente, apuntan los expertos, son redes sociales como Twitter las que habrían contribuido al notable aumento de visitas de esta página en los últimos meses.

"El crecimiento de YouTube es constante, imparable y la integración y difusión de sus contenidos en otras redes sociales ha catapultado el incremento exponencial de visitas", explicó a BBCMundo Jorge Gallardo, Doctor en Comunicación Audiovisual y autor del libro "La televisión tradicional quiere gobernar internet" (2010), obra en la que desgrana el llamado fenómeno YouTube, principalmente en España.

Pero aparte de las redes sociales, señaló, otros dos elementos habrían coincidido con semejante expansión, uno es el "intercambio de interfaz de YouTube", mucho más participativa, y "el incremento del límite de tiempo para subir video".

Estos factores se suman a otros como el mayor alcance de la banda ancha, que facilita mirar videos a través de internet, así como la proliferación de dispositivos conectados a la red como tabletas y teléfonos inteligentes.

ÉXITO RELATIVO
Sin embargo, cabe destacar que pese a los buenos resultados en términos de visitas, Google todavía no logra hacer negocio con la famosa red social de video.

"Espero que YouTube tenga cuidado porque el incremento de tráfico supone más costos de mantenimiento de un servicio que sigue siendo deficitario", adivierte Gallardo.

Aunque la página es líder en su clase, lo cierto es que lleva años batallando por generar ingresos a través de la publicidad.

A diferencia de la publicidad en Google, en YouTube la gente tiende a buscar entretenimiento y la audiencia está enormemente fragmentada, lo que dificulta la venta de anuncios.

Además, se sabe que el visitante promedio de YouTube apenas invierte 15 minutos al día en el sitio.

NUEVA ESTRATEGIA
A principios de 2011, Robert Kyncl, director de contenidos de YouTube empezó a apostar por una nueva estrategia para alterar este patrón de consumo y rentabilizar la popularidad del sitio, apelando en cierta medida a la fórmula adoptada por los medios tradicionales.

Kyncl ofreció millones de dólares a creadores de contenido en diversos medios de comunicación.

La idea es que estas compañías generen películas o música sobre las que YouTube tendrá derecho exclusivo durante un año.

Más allá de sus contenidos, la página de YouTube parece estar también preparándose a la esperada integración entre internet y el televisor, generando diversos canales donde la audiencia pueda ser clasificada en nichos.

Y es que tal y como señala Gallardo, a pesar de que e futuro de la televisión pasa por internet, el futuro de la televisión por internet todavía pasará por ese aparato usualmente posicionado frente a nuestro sofá.

FUTURO DE TV EN INTERNET
En su libro Gallardo señala que pese al lema "broadcast yourself" (emita usted mismo) de YouTube, los contenidos más vistos de la página son los que manufactura la industria tradicional.

Sin embargo, uno de los grandes obstáculos de YouTube en este sentido es el lidiar con una industria todavía reticente a que sus contenidos se difundan a través este medio.

Pero tal y como se puede traducir de los resultados de audiencia de YouTube, así como de otras plataformas en internet, la audiencia parece exigir a golpe de ratón la llegada de una televisión "a la carta". Es decir variada y con contenidos actuales, algo que hasta ahora ni YouTube ni otras propuestas como Netflix o Hulu han logrado satisfacer por completo.

Sí parecen haberlo hecho no obstante las versiones piratas que tanto han dado que hablar en los últimos días, tal y como señaló en 2011 un informe del Berkeley Center for New Media en Estados Unidos.

"El futuro de la industria televisiva en Internet parece que está en el modelo de negocio desarrollado por la piratería", decía el estudio de la investigadora Abigail De Kosnik.

"Existe un número significativo de piratas televisivos, que, disconformes con el retraso de los programas televisivos de exportación de Estados Unidos, descarga los episodios de las series más populares de forma inmediata luego de su emisión".

Tal parece que hasta que ambos mundos (medios tradicionales y medios en internet) se pongan de acuerdo, páginas como YouTube continuarán batallando por conseguir publicidad, mientras que los medios tradicionales continuarán haciéndolo por recuperar audiencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada