sábado, 26 de junio de 2010







La pupila de nuestros ojos, que parece un punto negro, no es más que un agujero para dejar que entre la luz, está protegida por la córnea por delante, y una especie de lente llamada cristalino dentro del ojo.
El iris es la membrana coloreada que cambia de tamaño para permitir que entre más o menos luz en nuestros ojos para permitir una buena visión.
En la mayoría de los animales, el iris se expande y se contrae de forma circular, permitiendo cierto rango de apertura máxima y mínima, como el diafragma de las cámaras fotográficas profesionales.

Pero algunos seres vivos, como los felinos y algunas serpientes, tienen hábitos nocturnos de caza, y a lo largo de la evolución fueron desarrollando órganos que les permiten desenvolverse mejor en su hábitat.

La "utilidad" que tienen las pupilas rasgadas es permitir un control mucho mayor sobre la cantidad de luz que entra en el ojo, por una razón muy simple: cuando es de noche y hay poca luz ambiental, la pupila puede abrirse hacia los lados, teniendo una apertura mucho mayor que la humana, y permitiendo así que entre mucha más luminosidad. Cuando es de día, y el órgano no necesita tanta luz ambiental, el iris se cierra al máximo dejando una ranura vertical, y a partir de ahí se puede seguir controlando la luminosidad que atraviesa la rendija, abriendo o cerrando los párpados.


Para mejorar aun más la visión con poca luz, los felinos tienen una capa reflectiva llamada Tapetum Lucidum detrás de la retina para aumentar la cantidad de luz captada por las células fotorreceptoras. Esta capa puede aumentar entre 30 y 50 veces la sensibilidad de los bastones (células sensibles a la luz).





Los gatos tienen, además, cerca del doble de bastones que los humanos en la retina. Haciendo una analogía con una cámara digital, se podría decir que los gatos tienen ojos de 200 megapíxeles, pero los bastones funcionan de a grupos, y no se los puede considerar como píxeles individuales.

El Tapetum Lucidum es el responsable de que los ojos de los gatos y otros animales brillen tanto en las fotos con flash, y lo que le da nombre a los famosos ojos de gato usados en las bicicletas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada